martes, 31 de mayo de 2022

Lotería


 “Bien juega, quien no juega.” (Refrán)

Participar en un entretenimiento atrae a quien participa, más aún si se divierte, aunque a veces el resultado sea adverso. Hay múltiples diversiones que exigen inteligencia y habilidad. En cambio, en los juegos de azar entra a tallar la suerte. Sus reglas determinan quien es el ganador o el frustrado perdedor. 

La lotería es un juego de azar que se popularizó en Francia. Los soldados de Francisco I (1494-1547) conocido como el rey guerrero, la trajeron del norte de Italia donde estuvieron acantonados.

Un acertado proverbio alemán dice: “La suerte a veces visita a un tonto, pero nunca se sienta con él.” Esto da a entender que, si se gana una vez no se sabe cuándo será la próxima. 

El dramaturgo irlandés Bernard Shaw (1856-1950) afirma: “En el juego, muchos deben perder para que pocos ganen.”  

El humorista estadounidense Mark Twain (1835-1910) observa que: “Hay dos ocasiones en la vida en las que el hombre no debería jugar: cuando no tiene dinero para ello y cuando lo tiene.” Es una reflexión irónica que se complementa con la advertencia popular: “Jugador, no te alegres, que quien hoy gana, mañana pierde.” Eso suele suceder en la lotería.

sábado, 30 de abril de 2022

Fútbol

“Más se ve mirando que jugando.” (Refrán)

Los deportes atraen espectadores y es habitual que se cumpla el mencionado refrán. En el fútbol, conocido también como balompié, los que intervienen, al dejar rodar la pelota, hacen destrezas y torpezas con el pie, la cabeza, el pecho y la rodilla. Solo el guardameta, conocido como el arquero, interviene con sus manos. 

Se dice que este pasatiempo se inició en Egipto, durante el siglo III antes de Cristo. Un siglo antes los chinos idearon la pelota esférica. En el siglo XIX los ingleses popularizaron este entretenimiento, con reglas precisas. Es un espectáculo mundial que cautiva multitudes de aficionados y fanáticos, a quienes los triunfos y las derrotas suelen afectarle el ánimo. 

Como disciplina, tiene entre sus enseñanzas de vida: el compañerismo, la cooperación y el respeto por el adversario. Situaciones que no siempre se dan dentro y fuera del campo de juego. 

El renombrado futbolista argentino, nacionalizado en España, Alfredo Di Stefano (1926-2014) decía convencido: "Prefiero ser un buen ejemplo para los niños a ser una estrella." Dar muestras de una conducta intachable es un valor significativo válido para los deportistas, como también para los que se dedican al fútbol.

jueves, 31 de marzo de 2022

Los refugiados


“Los refugiados son personas como los demás, como tú y como yo.”

(BanKi-moon)

Así se designa a los exiliados que buscan amparo y seguridad. Los motivos son varios, como las violencias étnicas, religiosas o políticas, con persecuciones o amenazas de muerte. Situaciones que obligan a tomar medidas drásticas para salvar sus vidas. Distinto es el caso de quienes esperanzados emigran, en búsqueda de mejores horizontes. 

El filósofo romano Marco Tulio Cicerón (106 a C- 43 a C) enseña: “El buen ciudadano es aquel que no puede tolerar en su patria, un poder que pretende hacerse superior a las leyes.” El desarraigo es una opción motivada también por la inseguridad jurídica y las agresiones bélicas. Ante esas realidades, Cicerón comenta: “Las leyes callan cuando las armas hablan.” 

El ugandés Kofi Annan, (1938-2018) quien fuera secretario general de las Naciones Unidas, aclara: “Los refugiados y los desplazados enriquecen nuestras vidas. La tolerancia hacia ellos abrirá nuevos mundos y hará que sean bienvenidos, donde sea que vayan.” Por eso, el actual Papa Francisco señala: “Los muros no son la solución.” Es una observación adecuada para buscar soluciones al problema de los refugiados.

lunes, 28 de febrero de 2022

El cuaderno.





 “Lo escrito, escrito está.” (Poncio Pilatos) 

Aún es actual, a pesar del tiempo transcurrido, lo dicho por el gobernador romano de Judea, quien aseveró que los hechos perduran más si se los dejan por escrito. A modo de complemento, el refrán enseña: “Las palabras vuelan, y lo escrito permanece.” Por eso, el cuaderno es útil para dejar constancia de lo ocurrido. Este elemento, tal como hoy se lo conoce, fue inventado en 1929 por el australiano J, A. Birchal. 

La invención del cuaderno es más reciente que la del papel, cuya innovación es atribuida a los chinos (siglo II a. C). Pero, recién a comienzos del siglo XX se adhirieron sus hojas, con pegamento o con una espiral de alambre. Esos folios atestiguan los pensamientos de quien escribe a mano alzada, sus ideas quedan expresadas por los trazos ligados de las sucesivas letras y palabras. 

El poeta y ensayista argentino Jorge Luis Borges (1899-1986) dice: “Cuando uno escribe, el lector es uno.” Eso se da porque surge una comunicación visible, entre quien informa y quién lo lee. 

El filósofo francés Voltaire (1694-1778) pregona: “La escritura es la pintura de la voz.” De ser así, el pintor es quien escribe e imprime su grafía cual colores en un cuadro alusivo. Las ideas impresas son fragmentos de la historia, personal o colectiva, siendo testigo fiel el cuaderno. 


lunes, 31 de enero de 2022

Ir al fondo.


“En este mundo redondo, quien no sabe nadar se va al fondo.” (Refrán) 

Esa ubicación insinúa un lugar de lejanía, por su circunstancia, utilidad o conveniencia. Por ejemplo, el gallinero o la huerta familiar solía estar detrás de la vivienda, porque al frente solía encontrase el jardín. 

“Un pasito más atrás,” advierte el chofer de un transporte público, cuando los pasajeros se agolpan en el pasillo delantero del vehículo. “Allá a la derecha,” (o izquierda) indica el mozo de un local gastronómicos señalando los sanitarios. 

Preocupa cuando se escucha que alguien “ha tocado fondo,” sea cual fuere su situación. Se asemeja, por lo ilustrativo y alarmante, a la frase que se oye decir de alguien que “rasca lo último de la olla.” 

Si retomamos el refrán alusivo, el posible salvavidas, ante el naufragio existencial, son los conocimientos adquiridos. Lo dicho está en consonancia con la sentencia popular: “El saber no ocupa lugar.” Da a entender que el estudiar no es un estorbo. En el mar de la vida, el bagaje cultural conseguido nos mantiene en la línea de flotación y nos evita ir al fondo.