viernes, 30 de junio de 2017

Más que una carrera

Robert Kiprono Cheruiyot, en 2010 (Boston), edición que ganó.

“El que de joven corre, de viejo trota.” (Refrán)

En la ciudad de Boston, Estados Unidos, todos los 19 de abril se hace un recorrido deportivo conocido como maratón. Costumbre que se cumple desde 1897 y fue adoptada en los sucesivos juegos olímpicos.

Esa competencia alude a la hazaña cumplida en el año 490 aC por Filípides, soldado griego del general Milciades. Este personaje transitó aproximadamente unos 40 kilómetros o más para llegar a Atenas y pregonar exhausto: “Alégrense, hemos vencido.” Esas fueron sus últimas palabras y se desplomó exánime. Pasó a la inmortalidad por la premura en dar la buena noticia a sus angustiados conciudadanos, después del triunfo en la batalla de Maratón contra los persas.

Mientras corría, el mensajero heleno bien hubiese podido susurrar con el poeta español Antonio Machado: “Caminante no hay camino, se hace camino al andar.” Eso sería a modo de aliento en el trajinar de esa marcha forzada que fue más que una carrera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.