sábado, 30 de enero de 2016

Ñoquis


“El hambre es el mejor condimento. (Cicerón) 

Quien aprecia el buen comer valora una receta de fideos al igual que un recipiente de ñoquis. En el idioma italiano se denomina así a los pequeños bollitos o pelotitas hechas con harina.  En la región del Río de la Plata es tradición saborear ese menú los días 29 del mes, con el ritual de poner dinero debajo del plato. Los comensales creen que así atraerán la prosperidad. 

Cuenta la leyenda que en el siglo VIII San Pantaleón, peregrinando como mendigo por el norte de Italia, un 29 de julio pidió un mendrugo de pan  a unos  humildes campesinos. Éstos lo invitaron a su mesa para  que saciara su hambre y sed. Al despedirse de los dueños de casa, a modo de agradecimiento, les predijo abundante  bienestar en un futuro inmediato. 

 Aún hoy, muchos ansían lograr ese destino y mensualmente cuando paladean los ñoquis ponen dinero debajo de su plato 

En el lenguaje familiar “ser un ñoqui” alude a quien percibe dinero por una tarea que no realiza y simula desempeñar. Éste sabe que su actitud es “pan para hoy y hambre para mañana.”  

La sociedad desecha la hipocresía de quienes tergiversan la realidad porque sabe que “las apariencias engañan.”  Pero, pondera una sazonada porción de ñoquis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.