jueves, 24 de julio de 2014

Caña con Ruda


“Un poco de vino a veces, eso es todo. Mucho alcohol es malo”.
(Bob Marley)

El brebaje elaborado con ruda y alcohol es una tradición que viene de los aborígenes de la región guaraní. El 1° de agosto es el día oportuno para sorber los primeros tragos de ese licor, en prevención de las enfermedades que propician los días húmedos y lluviosos.
La ruda es una planta de las denominadas rutáceas, de hojas perennes y sus flores amarillas dan un áspero aroma penetrante. Como infusión combate los parásitos y los problemas gastrointestinales. Al frotarla sobre la piel calma dolores y ardores.
De la caña de azúcar se extrae el líquido etílico conocido como caña.
 La consumición de esa bebida espirituosa, mezcla de caña con ruda, tiene sus seguidores acérrimos. Algunos afirman que “aleja las ondas negativas y la mala suerte.” Otros, en alusión a la muerte y a la fragilidad existencial, aducen que “espanta los males del invierno,” porque están convencidos que “julio los prepara y agosto se los lleva.”
¿Es para creer o beber?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.