domingo, 30 de octubre de 2016

Puerta giratoria.


“Llave puesta, puerta abierta.” (Refrán)

Es un invento del ingeniero estadounidense Theophilus Van Kannel (1841-1919) quien lo patentó el 7 de agosto de 1888. Desde ese entonces, los edificios de atención al público la adoptaron para agilizar la entrada y la salida de los transeúntes. Su estructura es cilíndrica. En su eje se encastran tres o cuatro “hojas” o “alas” de vidrio transparente para aligerar la movilidad, aislar el ruido y las corrientes de aire.

Alguien que la utilice puede sentir una desagradable sensación de encierro. Esa claustrofobia se da al percatarse uno que está contenido dentro de una columna traslúcida, entre dos de sus hojas cristalinas.

La comparación de “la puerta giratoria” se aplica a quien se beneficia en detrimento de los demás, lo cual es motivo de críticas y hasta de conflictos sociales.

No hay obstáculo que se oponga cuando “el martillo de plata rompe puertas de hierro,” aunque sea una puerta giratoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.