jueves, 29 de septiembre de 2016

El ratón Pérez


“Ratoncitas y ratones, bonitos, pero ladrones.” (Refrán)

¿Quién lo vio? Muchos han sentido hablar de él, pero visto jamás. Su presencia es escurridiza y difícil de identificar. Es una tradición poner debajo de la almohada, mientras duerme, el diente que se le ha caído al niño. Entonces, el ratoncito Pérez sigilosamente se lo lleva y deja un regalo en compensación.

Los ratones son pequeños, de cola larga, orejas redondeadas y hocico puntiagudo. Se encuentran dispersos por todo el planeta. El sinónimo de ratón es laucha, denominación dada en los países Sudamericanos. Son tímidos y de vida nocturna. Se los confunde con las ratas por tener ciertas semejanzas pero son diferentes, son de mayor tamaño. Los ratones son herbívoros y pertenecen al género “Mus.” Las ratas son omnívoras y del género “Rattus.” Éstas en el siglo XVI propagaron la pandemia conocida como la peste negra o peste bubónica.

El ratón y la rata son mamíferos que se los usan en los laboratorios para experimentar y estudiar enfermedades genéticas humanas. De ahí, en cierta manera, el “homo sapiens” debe estar con ellos muy agradecido al igual que los niños con el ratón Pérez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.