sábado, 30 de mayo de 2015

Gas Pimienta



El gas se diferencia de los líquidos y sólidos porque no se percibe ni por el tacto ni por la vista, pero si por el olfato. Se lo considera una fluido. 

La pimienta, condimento apreciado en gastronomía, se conoció en Grecia gracias al emperador Alejandro Magno (356 a C-324 a C). Su sabor picante proviene de su fruto molido. Desde tiempos inmemoriales se la cultivó en diversas regiones. En la Edad Media, en todo el continente europeo fue un codiciado producto. El siguiente dicho habla de su popularidad: “Dicen que pica, que pica la pimienta y azafrán, más pican las malas lenguas cuando se ponen a hablar.” 

El compuesto químico, no letal, denominado gas pimienta se lo comercializa para defensa personal. En 1998, la Comisión de Opciones Tecnológicas y Científicas del Parlamento Europeo (STOA) publicó lo siguiente: “Los efectos del aerosol de pimienta son bastante más severos, incluyendo ceguera temporal con duraciones de 15 a 30 minutos, una sensación ardiente de la piel que dura de 45 a 60 minutos, espasmos de la parte superior del cuerpo que fuerzan a la persona a doblarse hacia delante y provoca una tos incontrolable dificultando la respiración y el habla de 3 a 15 minutos.” 

El uso gastronómico de la pimienta seduce y agrada al paladar, por eso aconseja el refrán: “a lo picante, vino abundante.” Pero, es nociva su mezcla con gas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.