viernes, 21 de diciembre de 2012

¿Por suerte o por desgracia?



Algunas personas se parecen entre sí por su fisonomía. De ahí  la afirmación comparativa: “igualitos como dos gotas de agua.”


La Real Academia Española  denomina “sosia a la persona cuyo parecido con otra la hace viva imagen de ella.”
En Berlín solían confundir  a un  destacado banquero con Otto von Bismarck. (1815-1898) Éste fue apodado el “Canciller de Hierro” y reconocido como el  fundador del Estado Alemán Moderno.

El Conde Ioannis  Kapodistrias (1776-1831)  fue el primer jefe de estado de  Grecia independiente. Ante el rumor de  un inminente  atentado, ubicaron a un campesino con aspecto similar para que  en determinadas circunstancias apareciera en público.  Fue así como lo ultimaron confundiéndolo con el verdadero jefe de estado. El destino  quiso que éste tuviera el mismo final que su doble, en el año 1831.

El  Almirante Sir Charles Madden, hacía gala de su parecido con  el  Rey Jorge V de Inglaterra (1865-1936)
En el año 1925 los habitantes de Paris se alborotaron al  creer ver de incognito,   como un simple operario,  al emperador alemán  Guillermo II  (1859-1941)  nacido en Berlín  e  hijo de la princesa Victoria de Inglaterra y del Príncipe Federico de  Prusia.

Un  jubilado e ignoto ciudadano francés, era confundido por su fisonomía con Albert  Lebrun (1871-1950)  el último presidente de la Tercera República francesa durante  el período 1932-1940.  
Un  empleado del Tesoro de Inglaterra tenía una notable similitud corporal con  Sir Winston  Churchill (1874-1965)

En el aeropuerto de Lisboa (1943), al abordar un avión hacia Londres, fue detectado por agentes secretos quienes lo confundieron con el estadista del Reino Unido. Dato que fue reportado al alto mando militar de Berlín.  Un comando aéreo alemán derribó el avión y perecieron  sus pasajeros. 

Los personajes mencionados, como otros, tuvieron su parecido entre sí pero, no fueron iguales. ¿Por suerte o por desgracia?

domingo, 11 de noviembre de 2012

Creatividad e ingenio.


 Allá lejos y hace tiempo, se tuvo noticias  de invenciones que elevaron  el nivel de vida de sus usuarios.

-. El arado se utilizó en  tierras de Egipto, por vez primera, cuando el calendario señalaba  el año 2500 a. C.

- La polea, se uso en la  Mesopotamia, región  histórica de Oriente Medio, por el año 1500 a. C.

-. Las  rudimentarias brújulas,  a las que recurrieron  los chinos, datan del año 800 a. C.

-. El molino de viento fue puesto en funcionamiento por los persas, en el siglo VII  de nuestra era.

-. Los anteojos,  su divulgación es atribuida  al florentino Salvino Degli Armati  en el año 1285, aunque luego en Italia surgieron controversias al respecto. 

-. La imprenta fue una invención del herrero alemán Johann Gutenbergen el año 1450.

-. El microscopio,  se atribuye su invención al óptico flamenco
 Zacharias Janssen , en  el año1595.

-. El telescopio inventado por Galileo Galilei en el año 1610,  fue superior a otros existentes, por no distorsionar  las imágenes y  aumentarlas  seis veces más.

-. La máquina de calcular, se usó gracias a  Blas Pascal, quien en el año 1642 combinando  engranajes, la puso en  funcionamiento.

-. La máquina de escribir, fue patentada como tal en Inglaterra por Henry Mill en  el año 1714.

-. La máquina de coser, fue patentada  el 17 de julio de 1830   por el sastre francés Barthélèmy Thimonnier.

sábado, 13 de octubre de 2012

Frases célebres de siete sabios griegos.




1) Tales de Mileto, nacido en esa ciudad.  Vivió por los años 624 aC hasta el año 546 aC.  Recorrió Egipto donde adquirió conocimientos de geometría, astronomía y filosofía. Solía repetir con frecuencia: “Lo más difícil es conocerse a sí mismo.”

2) Bías  vivió en Priene, en la región de Caria. Fue un hombre de bien, honorable ciudadano y  experto político. De sus dichos recordamos  este: “El deseo de las cosas imposibles es la enfermedad del alma.”

3) Pittaco  era oriundo de  Mitilena, situada en la isla de Lesbos. Supo combatir a los atenienses. Murió siendo septuagenario y una de  sus sentencias era: “Así como tu procedes  con tus padres, así   procederán  tus hijos contigo.”
 
4) Cleobulo.  De su persona no se posee  datos biográficos, se lo recuerda como amigo de Solón. Fue a  Egipto en busca de conocimientos filosóficos. En su emblema exhibía unas pesas  con la siguiente inscripción: “Debemos pesar todas nuestras palabras y acciones.” 

5) Periandro. Nació en la ciudad de Corinto. Se tiene noticia que entre sus enseñanzas  dejó plasmada esta   frase: “Sé modesto en la prosperidad y prudente en la adversidad.”

6) Chilón ocupó la magistratura de  Esparta por el año 556 aC.  Falleció cuando le avisaron  que uno de sus hijos había triunfado en los juegos olímpicos. Pregonó que  lo más difícil era: “Guardar un secreto, utilizar bien el tiempo y sufrir la injurias.”

7) Solón  era ateniense,  nació en el año 639 aC.  Fue elegido como supremo legislador de su ciudad  e instituyó  el Tribunal de Justicia.  Sus conciudadanos quisieron proclamarlo rey, pero rehusó el ofrecimiento. Sentenciaba con frecuencia: “Dejemos a los demás la riqueza y sepamos apropiarnos  de la virtud.”
 
 (Bibliografía: Fernán  Caballero. “La Mitología, contada a los niños e Historia de los grandes hombres de la Grecia.”)

domingo, 16 de septiembre de 2012

¡Qué ocurrencia!


La historia nos recuerda que  Conrado III (1093-1152)  fue coronado Emperador del Sacro Imperio. Era hijo de Federico I, duque de Suabia y de Inés, hija del Emperador Enrique IV.
Hasta nuestros días nos llegó la leyenda de una ingeniosa ocurrencia que aconteció cuando Conrado III  sitió y dominó  la fortaleza  del duque de Baviera,  a pesar de su valerosa defensa.
El Emperador  tenía fama de ser un político poderoso y  un enérgico  militar, pero de nobles sentimientos.
Las mujeres de los cautivos, conocedoras de  esas cualidades, le presentaron un original pedido:
     -Suplicamos  que nos dejes abandonar la fortificación y que cada una de nosotras lleve sobre  sus hombros todo lo que pueda.
El Emperador Conrado III, movido a compasión, accedió sin  dudar  ni desconfiar.
¿Qué sucedió?  Las ingeniosas mujeres cargaron sobre sus hombros a sus subyugados maridos y abandonaron el cautiverio.
El Emperador, sorprendido por esa amorosa  astucia, exclamó admirado:
     -¡Qué ocurrencia!
En honor a esa femenina diplomacia, les aseguró que no sufrirían persecución alguna y les devolvió sus pertenencias, arrebatadas en el aguerrido saqueo.

martes, 21 de agosto de 2012

Curso de Capacitación Docente:



   El mensaje verbal en la gestión escolar
  Prof. Vicente Roque Filosa


Resolución Nº 6632/10 
                    
* Capacitador: Prof. Vicente Roque Filosa
* Condición de específicos para    : Cargos de conducción y docentes de Nivel primario y secundario       
* Condición de no específico          : Nadie
* Modalidad                                       : Presencial
* Puntaje en calidad de específico: 0.126
* Duración: 42 horas cátedra
   8 encuentros de  3 horas/reloj  presenciales
                                  4 horas/reloj  de formación autónoma
* Días y horario:    Jueves de 18 a 21 horas 
* Costo del curso: $ 100
* Comienzo:   6 de Setiembre de 2012
* Sede: Avda. Santa Fe Nº 3727
   Escuela Técnica Nº 2 “Osvaldo Magnasco”

Abierta la inscripción en  :
Institutoased@yahoo.com.ar

Asociación de Supervisores Educacionales
de la Ciudad de Buenos Aires
ASED

martes, 31 de julio de 2012

Antipatía a los médicos.


En la antigua Roma no eran apreciados los que poseían habilidades para curar dolencias y heridas. Un manto de desconfianza los envolvía y eran discriminados, por ser nómades que provenían de Oriente.

En la ciudad imperial sus habitantes invocaban a los dioses para ser inmunes ante las enfermedades. La diosa salud era venerada y considerada superior a otros dioses protectores, como ser la diosa “Febris” que prevenía de los ataques de fiebre o de la diosa “Uterina” que protegía de los males ginecológicos.

El ilustre Catón apodado el viejo (234 a C- 149 a C) político, escritor y militar, defendió las tradiciones romanas y como “censor” fustigó las costumbres foráneas. A su hijo Marcos le prohibió que consultara a quienes ejercían la medicina por considerarlos charlatanes que divulgaban prácticas enigmáticas.

La animosidad hacia los que ejercían el arte de curar fue menguando gracias a Augusto, primer emperador romano, (63 a C- 14 d C) que fue aliviado de su artrosis por Antonio Musa, un esclavo liberado de origen griego. Su hermano Eufrobo fue el médico personal del Rey Juba II de Numidia, antigua región del norte de África.

Tiberio (42 a C- 37 d C) fue el segundo en la sucesión de gobernar el imperio. Era conocida su preferencia por hacer uso de los medicamentos caseros y su indiferencia por los médicos.

El historiador Plinio “el viejo” (23-79) describe que en Roma sentían antipatía a los médicos, porque sus habitantes confiaban más en los conjuros y en los ritos en honor de sus dioses que en la habilidad de los galenos.

sábado, 23 de junio de 2012

Se tomaron su tiempo.



-. Dante, Alighieri  poeta italiano (1265-1321) empleó treinta (30) años para escribir su reconocida obra “La Divina Comedia.”

-. Dickens, Charles  novelista inglés (1812-1870) confesó  a sus allegados que cada libro que escribía  resultaba ser una tarea ardua  y le insumía mucho tiempo. 

-. Newton, Isaac  científico inglés (1642-1727)  trazó su “Cronología” en quince (15) versiones, hasta que la decimoquinta vez que la redactó se dio por satisfecho.

 -. Ticiano, Vecellio  pintor italiano (1490-1576) al enviarle  al emperador  Carlos  V  su pintura titulada “La Última Cena,” comentó que esa que obra le había llevado pintarla unos siete (7) años.

-. Virgilio, Publio  poeta latino (70 a C- 19 a C) reprodujo  por espacio de once (11) años  el poema épico  titulado  “Eneida” que incluye doce cantos. Antes de morir pidió que se  destruyeran esos escritos, pero después de su muerte fueron publicados con éxito.

-. Fenelón, Francisco  escritor francés (1651-1715) transcribió dieciocho (18) veces hasta que le satisfizo la redacción final de su obra “Las Aventuras de Telémaco.”  Libro que anota severas críticas al reinado de Luis XIV.