lunes, 21 de noviembre de 2011

¿Tomamos un café?



¿Será posible con algunos de los personajes que menciono a continuación?

-. El novelista francés Honoré de Balzac (1799-1850) Era muy ceremonioso en la preparación cotidiana que hacía de esta infusión. Es por eso que se ganó el mote de ser “el rey de los bebedores de café.”

-. Ludwing van Beethoven, músico compositor alemán, (1770-1827) preparaba su pocillo empleando 60 gramos de café. Era su bebida favorita y la llamaba “néctar moreno.”

-. El poeta y dramaturgo alemán Johann Wolfgang Goethe (1749-1832) no toleraba ingerir café.

-. Nikolaus Lenau (1802-1850) reconocido poeta lírico austriaco. Se dice que permanecía en cama hasta el mediodía bebiendo café para inspirarse en la composición de sus poesías.

-. El francés Voltaire fue el seudónimo que utilizó Francois Marie Arouet, escritor de renombre (1694-1778). Fue la figura intelectual de su época que influyó en los teóricos de la revolución francesa. Sus contemporáneos lo reconocían como un empedernido bebedor de café.

-. Charles Naurice de Talleyrand, (1754-1838) fue un religioso, político, diplomático y estadista francés. Afirmaba que el café para que surtiera efecto al beberlo tenía que ser: caliente como el infierno, negro como el diablo, puro como un ángel y dulce como el amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.