domingo, 25 de septiembre de 2011

Recordemos el Jazz.




En los últimos años del siglo XIX aparecieron las primeras orquestas de jazz, en Estados Unidos. En sus inicios era frecuente solicitar la actuación de sus intérpretes para que animaran acontecimientos populares. Esas bandas orquestales participaban de eventos callejeros, según la intención de quien los contratara, hasta acompañaron con sus sones los cortejos fúnebres.

Los instrumentos musicales empleados por sus músicos eran la trompeta, el trombón, el clarinete, la guitarra o el banjo, la tuba o la batería.

A comienzo de la segunda década del siglo XX su ejecución fue de salón y por eso se introdujo el piano.

Su origen lo encontramos en la ciudad de Nueva Orleans donde sus intérpretes supieron agrupar acordes de la música africana con la europea.


Actualmente mantiene su vigencia agrupando entre sus cultores a aquellos que se aferran a sus orígenes con un estilo tradicionalista y otros más innovadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.