miércoles, 31 de marzo de 2021

Un burro


 

“El burro al ratón le llamó orejón” (Refrán)

El burro se diferencia del caballo por ser más pequeño, sus orejas son más largas y su cabeza más grande. Al mismo tiempo, es más longevo, puede vivir más de 25 años. A lo contrario de lo que opinan muchos, son inteligentes. Esto se confirma cuando en suelo montañoso, no hay un camino consolidado, el borrico va por la senda más segura. 

En algunas regiones se lo llama asno. Pero, se diferencia de la mula que es el resultado de la fecundación de una yegua con un burro. El cruce entre un caballo y una burra da lo que al nacer se lo denomina burdégano. 

El autor del libro Platero y yo, el español Juan Ramón Jiménez (1881-1958) describe las andanzas de un burrito. Al respecto comenta: “Platero es un burro pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva hueso.” Es decir que su piel es suave. El refranero español abunda en alusiones a este noble cuadrúpedo.

En el ámbito escolar, alguna vez, ¿Quién no oyó, esta exclamación burlona? “¡No sabe! ¡No sabe! ¡Orejas de burro le van a crecer!” El filósofo estadounidense Elbert Hubbard (1856-1915) afirma “un título universitario no acorta el tamaño de vuestras orejas; no hace más que ocultarlo.” Lo dicho no es en alusión al animal irracional conocido como burro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.