martes, 30 de junio de 2020

Hisopado


“Más vale prevenir que curar.” (Refrán)

El hisopo es una hierba aromática con propiedades medicinales antisépticas y expectorantes. También, así se denomina a un utensilio, con mango de madera adherido a una esfera metálica hueca, que en la liturgia cristiana se usa para la aspersión del agua bendita. El filósofo griego Sócrates (siglo V a. C) decía: “Si alguien busca la salud, pregúntale si está dispuesto a evitar en el futuro las causas de la enfermedad; en caso contrario, abstente de ayudarle.”

En su afán de ayudar al prójimo, el polaco Leo Gerstenzang (1882-1973) inventó y patentó un palillo con una bolita de algodón en su extremo. Su utilidad es para higienizar y aplicar remedios en cavidades del cuerpo, se denomina hisopo.

En medicina, se usa para comprobar con urgencia si hay gérmenes que afectan las amígdalas, la parte posterior de la garganta o la faringe. El resultado será positivo o negativo según lo analizado en un laboratorio. Si hay virus o no, se lo constata por el hisopado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.