martes, 29 de noviembre de 2016

Túpac Amaru


“Cada uno habla como quien es.” (Refrán)

Los conquistadores de América constataron que los aborígenes platicaban entre sí según las regiones, de modo diferente, como ser el aimara, el guaraní o el quechua.

En las zonas andinas del Ecuador, Perú y Bolivia, los quechuas eran parte de la etnia que conformaba el Imperio Incaico. En el noroeste de la Argentina, el léxico quechua se lo conoce también como “quichua.”

En el idioma español hay vocablos, que han llegado hasta nuestros días, cuya etimología proviene de esa lengua. Uno de ellos son las conocidas ojotas que en un principio se las llamaba “usutas.” Eran sandalias de cuero crudo que calzaban los amerindios y mestizos.

En la memoria colectiva quechua perdura quien con sus ojos ve el provenir. Es el hijo del dios serpiente, personaje venerado y admirado que se lo inmortaliza por su nombre: Túpac Amaru.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.