lunes, 30 de diciembre de 2019

Un Clavo


“Un clavo que sobresale recibe un martillazo.” (Proverbio japonés)

La sabiduría oriental del pueblo japonés nos advierte sobre la conveniencia de ser humildes. Pero, cuando se trata de fijar a presión un objeto, se utiliza un metal duro y delgado con punta penetrante llamado clavo. Se los distingue por su tamaño, forma y resistencia.  El martillo es indispensable para su fijación.
De manera similar, por su parecido, el clavero o clavo de olor son las flores secas de un árbol autóctono de indonesia. Se usa como condimento y su infusión tiene propiedades analgésicas y expectorantes. 
“Dar en el clavo” es una exclamación que en el idioma español exterioriza un acierto. Aunque uno de sus refranes nos advierte que “acertar, errando, sucede de vez en cuando.”
Si se da una situación negativa y surge otra que la amortigua, se dice “que un clavo saca a otro clavo.”  También, cuando alguien es inoperante se lo considera un clavo.