domingo, 30 de agosto de 2015

La morsa


Los sobrenombres dados a algunas personas se deben a la asociación de ideas por el parecido que guardan con lo evocado. Los apodos de animales son frecuentes como lo es él de “Morsa.” En ese caso, ¿de qué se trata?

Es necesario distinguir dos aspectos. Uno, referido a una herramienta que utilizan los carpinteros o los mecánicos para sujetar elementos sobre los cuales trabajan. El otro, alude a un mamífero marino que guarda cierta similitud con las focas pero es de mayor tamaño, de cabeza pequeña, ojos separados, en su boca posee grandes colmillos y en su labio superior luce generosos bigotes. Se alimenta de moluscos y de peces. Su peso alcanza hasta dos toneladas y su longitud llega a exceder los tres metros. Habita en lugares fríos y predomina en el océano Ártico. Es ágil nadando pero torpe en su movilidad terrestre.

Los cazadores las persiguen despiadadamente para obtener sus colmillos, su grasa y su piel. A ellos y a otros les cabe la frase del filósofo alemán Emanuel Kant (1724-1804) quien afirmó:"Aquel que es cruel con los animales se vuelve difícil también en su trato con los hombres. Podemos juzgar el corazón de una persona por la forma en que trata a los animales."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.