viernes, 30 de mayo de 2014

Pelota


La mala suerte es pelota, que pega pero rebota.
 (Refrán)

Se designa así a la bola confeccionada en cuero, goma u otro material flexible, henchido de aire, o macizo, con la cual se valen quienes juegan con ella o realizan determinados deportes. 
Entre sus sinónimos hallamos: bola, balón, esfera, esférico o balompié 
En el lenguaje figurado, familiar o coloquial hay alusiones significativas que no vienen al caso.

Es de recalcar algunas características exigidas para su uso en los torneos oficiales de fútbol. Su circunferencia ha de medir como mínimo 68 centímetros y no sobrepasar los 70. El material para su fabricación consiste en mantos cuyo tejido es irrompible por estar recubierto de poliuretano o de PVC (Plástico que se obtiene del cloruro de vinilo). Su configuración se logra con 20 hexágonos y 12 pentágonos cocidos, pegados o vulcanizados. Su peso debe oscilar entre los 410 y 450 gramos. En su interior, para facilitar su rodamiento, debe expandirse entre 0,6 y 1,1 unidades de presión atmosférica.

La ciudad de Bell Ville, en la provincia de Córdoba, Argentina, se la distingue como“la capital de la pelota de fútbol.”Allá, por el año 1931, Luis Polo, Antonio Tossolini y Juan Valbonesi crearon “la Superball.” La innovación consistió en cerrar con una costura invisible la cobertura de cuero del balón e implantar una válvula en la cámara interna de aire. Novedad que tuvo aceptación y una amplia difusión. 

En nuestros días la pelota es como un talismán que atrapa, desvela y modifica los estados de ánimos de millones de jugadores y espectadores. Sus imprevistos vaivenes son como los caprichos de la suerte, con sus insólitos antojos, de bonanza para algunos y de infortunio para otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.