lunes, 14 de febrero de 2011

Zapatero, a tus zapatos.


Se sabe que:

Hans Sachs (1494-1576) célebre por sus poesías, sainetes y fábulas, se ganaba el pan de cada día con el oficio de zapatero. De ahí el dicho que le adjudicaban sus críticos literarios: "zapatero, a tus zapatos."

Jakob Böhme (1575-1624) oriundo de Silesia (Alemania) se destacó en su tiempo por ser un agudo filósofo, a pesar de dedicarse a arreglar los zapatos de sus conciudadanos.

Bartolomé Esteban Murillo (1611-1682) destacado director de la Academia de Pintura de Sevilla y célebre pintor español, supo ser también un excelente zapatero.

Carlos III de España (1759-1788) fue un hábil zapatero y en los momentos de ocio solía confeccionar los zapatos para su uso personal.

Carlos Liné (1707-1778) aprendió el arte y el oficio de arreglar zapatos. También fue profesor de botánica en la Universidad de Upsala (Suecia) y autor del sistema de la determinación de las plantas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.