viernes, 19 de noviembre de 2010

¿Me lo dijo un pajarito?

Cualquier pajaro que vuela a nuestro alrededor, late su corazoncito a 500 pulsaciones por minuto.
Se ha constatado que hay aves cuya temperatura corporal puede ascender hasta los 43 grados.
Si vemos un pájaro posarse en un cable de alta tensión, no hay que alarmarse, ¿Por qué? Porque no teniendo contacto con la tierra, no recibe descarga eléctrica alguna.
La agudeza visual del Gavilán es tal que puede distinguir su presa a más de dos kilómetros de donde él se halla y la del Halcón es de dos kilómetros y medio ( 2.500 metros)
El águila africana se lanza desde la altura en que se halla a una velocidad superior a 160 km por hora. Su capacidad de frenada es asombrosa porque abre las alas y despliega su cola.
En su etapa de migración hay aves que vuelan a alturas superiores a los 1.500 metros.
Las conocidas golondrinas de mar hacen un recorrido anual de 35.000 kilómetros.
Estadísticamente se ha constatado que las colisiones entre aves y aviones se producen entre los 400 y 600 metros de altura.
Un ave puede llegar a consumir cada 24 horas una cantidad de alimentos igual a la mitad del peso de su cuerpo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.